Establecimiento y crecimiento de la iglesia de Cristo en el Siglo I

Regístrese para recibir notificaciones de nuevos materiales.

Mucha historia de la Era Cristiana se encuentra en www.editoriallapaz.org/historia_desglose.htm.

HISTORIA CRISTIANA

Sección

Establecimiento y crecimiento de la iglesia de Cristo en el Siglo I

En primera plana, el Palacio de Herodes el Grande en Jerusalén, y al fondo el fabuloso Templo edificado por él, parte del gran modelo del Monte del Templo confeccionado en Jerusalén, nos ayudan a visualizar cómo era Jerusalén en el tiempo de Jesucristo y los apóstoles, ciudad grande cosmopolita de calles pavimentadas y edificios imponentes.

Jerusalén en el Siglo I. Enfoque sobre el Palacio de Herodes el Grande, en primera plana, y al fondo, el magnífico Templo de los judíos edificado por él.

Jerusalén en el Siglo I. Ciudad grande cosmopolita de calles pavimentadas y edificios imponentes, entre ellos el Palacio de Herodes el Grande, el coliseo romano, y sobre todo, el hermoso Templo edificado por Herodes, con todos sus grandiosos pórticos y espaciosos patios adyacentes, una de las maravillas arquitectónicas del Siglo I.

Jesucristo, sus apóstoles y demás discípulos anduvieron por aquellas calles, subiendo a menudo al Monte del Templo donde enseñaban a las gentes que se congregaban en los patios y pórticos. Muchísima historia relacionada con el Señor y su iglesia transcurrió en aquella ciudad de Jerusalén del Siglo I.

 

TEMAS

Historia de la primera iglesia de Cristo, la que fue establecida en Jerusalén en el año 30 d. C.

Modelo del templo construido por Herodes el Grande en Jerusalén. El Sr. Eric Garrard invirtió 33,000 horas en la confección de este modelo, cuya escala es de 100 por 1. Algunos eruditos lo consideran la representación más correcta jamás realizada del templo que existía en el tiempo de Cristo y los apóstoles.

Historia de la primera iglesia de Cristo, la que fue establecida en Jerusalén, en Pentecostés del año 30 d. C. Revelación progresiva de enseñanzas inspiradas. Período enfocado en este estudio: desde Pentecostés del año 30 d. C. hasta el año 32-33, con algunas referencias a los años hasta el 95 d. C. Hechos 2:1 hasta el 8:4. Recopilación de verdades divinas proclamadas, y algunas no proclamadas, a los judíos aún sin convertirse a Cristo. Doctrinas, prácticas o acciones de la iglesia en Jerusalén, hasta su dispersión, “salvo los apóstoles”, en el año 32-33 d. C. Su organización. Su relación al judaísmo. Algunos temas estudiados en esta investigación minuciosa.

-La iglesia de Cristo en Jerusalén desde Pentecostés del año 30 hasta el año 32-33. Breve introducción.

-Verdades divinas proclamadas, durante los años del 30 al 32-33, a oyentes aún no convertidos.

-Algunas verdades divinas no proclamadas a oyentes aún sin obedecer al evangelio durante los años del 30 al 32-33.

-Doctrinas, prácticas o acciones de la iglesia en Jerusalén durante los años del 30 al 32-33.

-Que los convertidos a Cristo “perseveraban en la doctrina de los apóstoles”.

-Que “perseveraban… en la comunión los unos con los otros…”. Pero, ¿deben los cristianos de la ciudad o pueblo que sea perseverar todos los días, todos “unánimes”, en un solo lugar porque los millares de cristianos en Jerusalén “perseveraban unánimes cada día en el templo”?

-Que “perseveraban… en el partimiento del pan…” (Hechos 2:42). ¿Qué significa “el partimiento del pan” en este versículo? ¿Dónde y con qué frecuencia perseveraban en este acto los cristianos en Jerusalén?

-¿Comían los miles y miles de cristianos en Jerusalén –hasta veinticinco mil, quizás muchos más- de un solo pan literal y tomaban “el fruto de la vid” de un solo recipiente?

-¿Qué medidas tomarían los muchos millares de cristianos en Jerusalén para participar, todos unánimes en el templo, de “la mesa del Señor”? ¿Celebrarían “la cena del Señor” en asociación con una cena común y corriente?

-Que “estaban juntos, y tenían en común todas las cosas, y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno”.

-Que alababan “a Dios”.

-Que “la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma” (Hechos 4:32).

-Que la iglesia en Jerusalén fue gobernada personalmente por los apóstoles desde su establecimiento hasta su dispersión en el 32-33 d.

"Tenían en común todas las cosas"

Modelo del "Pórtico de Salomón". Escala de 40:1. Parte del modelo completo, creado por Hans Krock, del Monte Templo, el que cubría 144,000 metros cuadrados (Catorce hectáreas, o treinta y cinco acres). Este pórtico fue construido conforme a las instrucciones de Herodes el Grande.

Tenían en común todas las cosas ¿Cuáles cristianos “tenían en común todas las cosas”? La iglesia de Cristo en Jerusalén era la única congregación desde Pentecostés del año 30 hasta el año 33 d. C., cuando Esteban fue martirizado. Esparcidos todos los feligreses “salvo los apóstoles”, se deduce que dejaran de tener “en común todas las cosas”. Evidencias al respecto. ¿Cuántos compartían “todas las cosas”? ¡Hasta veinticinco mil! Tal vez aun muchos más. Evidencias que apoyan estos cálculos. Crecimiento fenomenal de la iglesia. Población israelí en el Imperio Romano. Las grandes multitudes que acudían para las fiestas de la Pascua y Pentecostés. Testimonio de Flavio Josefo y el censo del gobernador Cestius Gallus. Millones asisten a la ‘Pascua abarrotada’ según cálculos ordenados por el rey Agripa. Dimensiones del Monte Templo. El caso de Ananías y Safira. ¿Por qué comenzaron los convertidos en Pentecostés a vender sus posesiones materiales? ¿Fue mandato de Dios? Posibles circunstancias tras la práctica. ¿Cuán grande era el fondo administrado por los apóstoles en Jerusalén entre Pentecostés y la dispersión de la iglesia? ¿Era la iglesia en Jerusalén de aquellos dos años antes de su dispersión temporal una “comuna comunista”? La iglesia en Jerusalén se repone después de la persecución.

 

Mucha historia de la Era Cristiana se encuentra en www.editoriallapaz.org/historia_desglose.htm.

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

¿Desea colaborar con esta obra? Este sitio de Internet es una obra sin fines de lucro. Su donación la recibirían los ancianos que administran el fondo, utilizándose exclusivamente para ayudar a mantener el sitio y difundir más su contenido por el mundo hispano-parlante. Si usted cuenta con tarjeta de crédito o cuenta de PayPal, pulse sobre el botón "Donar" arriba colocado para hacer su donación completamente voluntaria y del monto con el cual usted desea colaborar.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.